Guía completa de la cuota de autónomos 2023 y del nuevo sistema de cotización por ingresos reales

El nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social de los autónomos ha empezado a funcionar el 1 de enero de 2023

Esta modificación implica un cambio radical, suponiendo una limitación a la libertad de elección de la base de cotización que había imperado hasta ahora.

El autónomo se enfrenta a unos próximos años que estarán marcados por una vinculación entre lo declarado a Hacienda y lo cotizado a la Seguridad Social, una nueva tarifa plana y porque la Seguridad Social le haga pagar más o devolver en función de lo que se haya cotizado.

Para tener claro todo lo que ha cambiado, vamos a repasar todos los principales aspectos y cómo le afectarán a los autónomos.

El nuevo sistema de tramos de cotización

El nuevo sistema de cotización supone pagar una cuota a la Seguridad Social acorde a los rendimientos netos que se obtengan.

Para esto, la Seguridad Social ha aprobado un mecanismo, recogido en el Real Decreto-ley 13/2022, que se caracteriza por 15 tramos de ingresos previstos, para cada uno de los años 2023, 2024 y 2025. Este será el periodo donde se evaluará el funcionamiento e impacto de este nuevo sistema.

En los años 2024 y 2025, las bases de cotización más bajas disminuirán algo más, pero las medias y más altas irán en aumento, ajustándose así en los próximos años.

La tabla de ingresos para 2023 es la siguiente:

El autónomo tendrá que seleccionar uno de estos 15 tramos, según el rendimiento neto que haya obtenido el año anterior. Luego, en el tramo que elija, tendrá que escoger su base de cotización entre la mínima y la máxima del tramo.

Calcular la cuota de autónomo que pagarás mensualmente

Para calcular la cuota de autónomo, hay que elegir la base de cotización que quieras dentro del tramo que te corresponda, y aplicar los distintos porcentajes de cotización.

Por ejemplo, si el rendimiento neto del año anterior está entre 1.300 o 1.500 euros, quedará encuadrado en el “Tramo 2” de la “Tabla General”, por lo que le corresponderá  elegir entre la base de cotización mínima de 960,78 y una base de cotización máxima de 1.500 euros. 

Siguiendo este mismo ejemplo, supongamos que el autónomo elige pagar lo mínimo, por lo que escogerá la base de cotización mínima de 960,78, a la que hay que aplicarle el 31,2% de las distintas cotizaciones establecidas, que se desglosan en: 

  • 28,9% en concepto de contingencias comunes.
  • 1,3% en concepto de contingencias profesionales.
  • 0,9% en concepto de cese de actividad.
  • 0,1% en concepto de formación profesional.

Esto implica pagar una cuota de autónomo al mes de 299,76 euros (960,78 x 31,2%)

Cómo calcular el rendimiento neto

Como puedes ver, una pieza clave en el sistema, es saber el rendimiento neto del año anterior. Esto implica, que los que más ingresan, más pagarán, y por tanto, más cotizarán a la Seguridad Social; y al contrario.

Para calcularlo, el autónomo tendrá en cuenta los rendimientos netos obtenidos por todas las actividades económicas que se realicen.

Esto es, coger los ingresos y restarle todos los gastos deducibles, y a esa cantidad sumarle todas las cuotas pagadas durante el año a la Seguridad Social.

A este importe, se le aplicará una reducción del 7% (3% en el caso de los autónomos societarios o mercantiles) como consecuencia de gastos de difícil justificación, lo que nos dará un rendimiento provisional, que es el que servirá para que te encuadres tramo que cuadre con el rendimiento de tu actividad.

Simulador de cuotas de la Seguridad Social

Debido a la dificultades que pueden tener los autónomos para entender la cuota que le corresponde pagar desde 2023, la Seguridad Social ha preparado un simulador que permite el cálculo en varios sencillos pasos

Puedes acceder al simulador de cuotas a través de su portal Importass. En dicho aplicativo web, tendrás que, en función del rendimiento neto previsto elegir un tramo. 

Posteriormente, el simulador te calculará, la cuota de autónomo que te tocará a pagar, con lo que facilitará bastante al autónomo el saber cuánto será el importe de cuota a ingresar.

Regularización según lo declarado a Hacienda

Una de las principales novedades del nuevo sistema de cotización por ingresos reales es el papel más activo que tendrá la Seguridad Social

El autónomo pagará las cuotas de autónomo mes a mes, pero basadas en los ingresos previstos y no reales. Esto implica que estará usando unas bases de cotización provisionales.

A partir de ahora la Seguridad Social empezará a cruzar datos con Hacienda, de forma que podrá saber exactamente cual es el rendimiento neto real de cada autónomo, por lo que tendrá controlado lo que tenía que haber pagado y cual debiera haber sido su base de cotización real.

En relación, a esa nueva información, al finalizar el año, pueden darse tres situaciones distintas: 

  • Que el resultado neto declarado a Hacienda en el año fiscal, sea superior al previsto, y por tanto mayores a los del tramo elegido, habrás cotizado menos de lo que te correspondía pagar de cuota de autónomo. La Seguridad Social te lo comunicará y tendrás que ingresar la diferencia antes del último día del mes siguiente desde que te realicen la notificación.
  • Que los rendimientos netos obtenidos como resultado de tu actividad durante todo el año sean menores a lo que tenías previsto. Por esto, habrás elegido un tramo más alto al que te correspondía y, por tanto, cotizado mayor importe del que te tocaba. Al pasar esto, la Seguridad Social, regularizará la situación de oficio, y hará la devolución al autónomo antes del 31 de mayo del ejercicio fiscal siguiente.
  • En el caso que hayas cotizado lo que te correspondía por los rendimientos obtenidos finalmente. La Seguridad Social no hará nada con los autónomos que se encuentren en esta situación.

Por esto, el autónomo se podrá ver en la encrucijada de pagar poco mensualmente, y después a principio del año siguiente pagar de golpe lo que le faltó por cotizar, o pasarse y que le devuelvan, de forma similar a la declaración de la renta.

Cambios de bases de cotización

El autónomo, para ajustar lo que cotiza a lo que le corresponde por sus ingresos, podrá recurrir a la solución que le ofrece la Seguridad Social: la posibilidad de cambiar las bases de cotización. Ahora tiene más posibilidades al año, concretamente 6, una cada dos meses.

El caso es que es realizando previsiones de ingresos y, en función de ellas, ir eligiendo el tramo correspondiente y la base de cotización, para que al final de año, la Seguridad Social no tenga que devolver o cobrarte más dinero por tu cotización.

¿Cuándo se puede realizar el cambio de base de cotización?

El autónomo podrá cambiar la base de cotización hasta 6 veces al año, antes podía cuatro. En la práctica, puede cambiar su base de cotización en cualquier momento, si bien el cambio será efectivo cada dos meses. 

Los plazos en los que se debe fijar el autónomo para realizar el cambio de cotización son los siguientes:  

  • Del 1 de enero y el 28 de febrero. El cambio surte efecto el 1 de marzo. 
  • Del 1 de marzo y el 30 de abril. La fecha de aplicación de la modificación es el 1 de mayo
  • Del 1 de mayo y el 30 de junio, con fecha de efecto el 1 de julio.
  • Del 1 de julio y el 31 de agosto. Se aplica el cambio el 1 de septiembre.
  • Del 1 de septiembre y el 31 de octubre, los cambios tendrán lugar el 1 de noviembre
  • Del 1 de noviembre y el 31 de diciembre, se realizarán los cambios con efecto el 1 de enero del año siguiente.

Cómo queda la tarifa plana para nuevos autónomos

Aprovechando el cambio en el sistema de cotización, la Seguridad Social ha hecho el enésimo ajuste en la Tarifa plana de autónomo

A los nuevos autónomos que se den de alta a partir del 1 de enero de 2023, se les aplicará una reducción de la cuota de autónomo a la que se aplicaba hasta ahora.

La tarifa plana para las nuevas altas en el RETA supone pagar una cuota de autónomo de 80 euros mensuales durante los 12 primeros meses de actividad. Para seguir manteniendo esta ayuda durante otros 12 meses, solo se puede hacer si durante el primer año los rendimientos netos del autónomo no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Para poder beneficiarse de esta ayuda para emprendedores, no se puede haber estado dado de alta como autónomo en los últimos 2 años.

Picture of Víctor

Víctor

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios